Escribe y presiona Intro

Crónica de (des)propósitos en el COVID-19. Economía

La metáfora han sido las mascarillas… Que no te las pongas, que te las pongas ya. Y como la ciudadanía no es tonta -aunque si más que paciente-, nos ha faltado poco para darnos cuenta de que “no te las pongas, (pues no hay), que te las pongas (y pagues, porque ya están). Así ha ido el dictado económico de la quincena de marzo.

(des) própósitos en el COVID-19. Así hemos preferido bautizar esta crónica económica centrada en la segunda quincena de marzo. Cierto es que el panorama humano, social y económico consecuencia del impacto del coronavirus era difícil de prever y gestionar. Pero las medidas que ha ido implantado el Ejecutivo “a salto de mata” han creado más confusión, indignación y resignación que aplausos. Bueno, de estos, más bien ninguno. Todavía seguimos esperando a que los políticos nos den un ejemplo de dignidad “política”. Aquí resumimos lo acontecido y de lo que fuimos hacíendonos eco en www.grupoduplex.com desde el primer día del estado de alarma el 15 de marzo.

¿Cómo puedo mitigar el efecto del COVID-19 en mi negocio?
Primeras medidas económicas, antes del estado de alarma (RD 7/2020). Medidas que se resumieron en aplazar pagos de impuestos a pymes y autónomos, entre ellas IRPF, cuotas repercutidas del IVA y pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades. Con  Lozoya-Joher, Economistas y Abogados conocimos la letra pequeña, “Realmente lo unico que ha aportado el Gobierno es un pequeño respiro al permitirnos solicitar y aplazar la deuda tributaria, pero la única novedad es que durante los tres primeros meses no nos van a cobrar intereses. La deuda sigue estando limitada a 30.000 euros, como ya estaba antes”.

Las ayudas a los autónomos tendrán que esperar
En la tan esperada segunda tanda de medidas, los más de 3 millones de trabajadores por cuenta propia que posee este país aguantaron respiración, estupefactos e indignados. La suspensión de las cuotas sociales, reclamadas por este colectivo, se quedaron en el tintero. Sí conocimos la aceleración del procedimiento de los famosos ERTEs (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) por fuerza mayor. “En la suspensión de los contratos de trabajo, la empresa seguirá obligada a pagar la cuota patronal, pero será el INEM el que pague el salario y las cotizaciones. Aunque el salario se verá reducido al 70% de la base de cotización. Una vez terminada la suspensión se volverá a su puesto de trabajo en las mismas condiciones y antigüedad”, nos explicaban desde González Guerra Abogados.

#yomequedoadosvelas
Recabamos la opinión del sector con una firma artesana, Gemma López; una pyme, Alen Dione Bijoux Atelier; un comercial, Joan Nadal de la firma Orotech; un matrimonio 100% joyero, Francisco Mateo (Xesco), comercial, y Eva María Quero, propietaria de la joyería Nou25; y una diseñadora y propietaria de una galería de joya de autor en Madrid, Laura Márquez. Quisimos pulsar la opinión de los “pequeños” del sector. Y esta fue unánime. Resumida en las palabras de Laura: “Las medidas son totalmente insuficientes y tardías. La mayoría de nosotros somos autónomos y ahora mismo el parón de clientes por el miedo y su situación económica y laboral nos va a afectar muchísimo”. 

Un balón de oxígeno para las tiendas y… algunos otros
Se “chivó” en Twitter el presidente de Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor. “Invito a todos los autónomos a solicitar la prestación por cese de actividad. El Gobierno ha flexibilizado las condiciones de acceso, y corregirá todas las lagunas el próximo martes en Consejo de Ministros (24 de marzo) Podrán solicitarla a su mutua solo con una declaración jurada”. Hasta aprobar esta medida, “la ley exigía que, para acceder a esta ayuda, el autónomo se debía dar de baja en Hacienda y Seguridad Social, algo que no podían hacer muchos autónomos con trabajadores porque antes tendrían que despedir a su plantilla”, completaba Amor.

Nuestro bolsillo ante el “noqueo” bubernamental
Un Gobierno dando una penosa imagen de parálisis, desbordados por una situación que se les iba de la mano. Así veíamos medios de comunicación y resto de población la situación en vísperas del Consejo de Ministros del 24 de marzo. El resumen de las medidas adoptadas a aquella fecha: Inyección de avales públicos por un importe de 100.000 millones de euros…, pero a través de la banca privada.  Agilización de los ERTEs (expedientes de regulación temporal de empleo) “a causa de fuerza mayor”. Aplazamiento hasta 30.000 euros en el pago de deudas tributarias durante 6 meses (3 sin intereses), tanto para pymes como autónomos.

Las ayudas quedan “en agua de borrajas”… avalada
“El Consejo de Ministros se aferra a los avales y alarga la cuarentena hasta el 11 de abril (previo aval, redundancia, del Congreso)… Mientras, siguen quedando en la cuneta personas y reinvindicaciones directas tales como las de los autónomos, micropymes y colectivos más vulnerables”, escribí entonces. Y es que nuestros gobernantes hicieron oídos sordos a la reivindicación más directa de los colectivos productivos más débiles de nuestra economía: Aplazar sin límite pagos a la Seguridad Social y/u otros de carácter administrativo para autónomos. También nos hicimos eco de más información acerca de la prestación extraordinaria por cese de actividad a través de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).

Cómo gestionar el cese de actividad, por Meana Asesores
Llamamos a la puerta de este fantástico equipo de asesor(a)s para repasar al dedillo requisitos, cuantía, duración y documentación a presentar a la mutua de la tan traída y llevada prestación extraordinaria por cese de actividad. En Meana Asesores fueron exhaustivos en sus explicaciones. Suponemos que la mayor parte de los que se han podido acoger a este clavo ardiendo ya lo han hecho, pero aconsejamos reeler sus consejos, o leerlos por vez primera para quien todavía no se ha acogido a ello, pues el hay plazo según estado de alarma. Afecta a “trabajadores por cuenta propia o autónomos (incluidos societarios) que se hayan visto obligados a cerrar sus negocios o en su caso, cuando su facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida en al menos un 75 % en relación con el promedio de la facturación del semestre anterior”.

Autónomos, a “pasar por caja” a final de mes
No por ser agoreros, pero adelantábamos… lo que iba a ser. El cartel de ATA publicado en nuestra web lo ejempliza. Tan sencillo como que a “todo aquel a quien no se le conceda antes del 30 de marzo la prestación por cese extraordinaria pagará sus cuotas a la Seguridad Social”. Una situación de lo más natural dado que el personal en cuestión se encontraba confinado en casa, sin acceso muchos de ellos al papeleo, más la avalancha de peticiones que era de prever y suponer por retraso en las gestiones administrativas de las mismas. Ante este problema, “desde la Seguridad social se aconsejaba que los que puedan verse afectados pidan un aplazamiento de la cuota de marzo para evitar no se les deniegue la prestación por un impago previo. Ya que es requisito para su concesión el hallarse al corriente de pago de las cuotas de la Seguridad Social”.

“Con nocturnidad y alevosía”, así actuó la TGSS
Ha sido la noticia más leída en nuestra web en esta pasada quincena de marzo, más de 15.500 visitas al cierre de este Contraste Digital… y la verdad sincera es que hubiéramos preferido no tener que darla. Muchos autónomos teníamos puesto el ojo en nuestra cuenta a la espera de la actuación de la Tesorería General de la Seguridad Social el 31 de marzo. Hasta el punto que algunos profesionales bien conocidos en el sector, como el responsable de Diloy, Gregorio López Gutierrez, lo comprobó a las 2:40 AM; ya le habían “pasado por caja” y cobrado. “Con nocturnidad y alevosía”, compartió con nosotros. La víspera el periódico El País había dejado caer una posible moratoria de cotizaciones para autónomos y pymes. La realidad se encargó de desmentir al periódico más condescendiente con Pedro Sánchez.

«Indignación, decepción…”, por Bartolomé Rojas
La situación económica y las medidas aportadas por el Gobierno han sido conversación prevalente y recurrente entre los operadores del sector. Así es que, Bartolomé Rojas, de Rojas Mediterráneo, nos trasladó su gran impotencia, indignación y decepción al ver cómo el sector estaba sufriendo. “Sr. Sánchez, en sus comparecencias prometía no dejar a nadie desamparado, hizo hincapié en el colectivo de los autónomos, dijo que no nos dejaría en la estacada y su manera de hacerlo ha sido cobrando ya el recibo de marzo, ¿qué más nos espera?, ¿por qué no renuncian todos ustedes a parte de su sueldo en favor de la ciudadanía que es la que los mantiene?”.

0 0 vote
Article Rating
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Juanjo
20 abril 2020 08:42

Brillante explicación de la situación. Para darnos cuenta que no podemos depender de este gobierno para recibir ayudas en esta situación tan difícil. Jamás en la HISTORIA se ha encontrado una situación similar. Una autentica guerra sin bombas, una autentica pandemia que paraliza todo menos la sangría económica a la que los gobiernos nos abocan. Sinceramente me resulta curioso ver cómo sólo aquellas empresas indispensables y especuladores, son las únicas que mantienen sus situaciones económicas sin pérdidas. Empiezo a pensar que los especuladores son indispensables para el Gobierno. Por este motivo, puedo decir que sólo nosotros podemos salir de esta.… Leer más »

Empresa
Autónomo
Scroll Up
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x